jueves, 20 de agosto de 2015

Elegir entre las lamparas florescentes, de bajo consumo o halógenas

Halógenos, fluorescentes y ahorro energético

Al momento de pensar en la decoración y la funcionalidad de un ambiente, también es necesario que le demos importancia a la iluminación y que tipo de bombillas a colocar, ya que en el mercado encontrará una gran variedad de lamparas fluorescentes, de bajo consumo, halógenas, etc.; y son estás las que determinarán también el tipo de aplique, pantallas o spot que colocará. 

La elección entre una y otra dependerá en principio del lugar en donde irán colocadas, es decir, que la iluminación que colocará en un living o una sala de relax, no deberá ser la misma que en la cocina, baño o cuarto principal de una casa, en donde además de necesitar más potencia, se necesita también un ahorro de consumo más importante por ser de los ambientes más concurridos.

Hoy en día los usuarios han recapacitado respecto al consumo de energía innecesario, como también a la posibilidad de cuidar el medio ambiente de la crisis energética que se avecina y por ello han comenzado a utilizar las diferentes opciones de bombillas de bajo consumo que se consiguen en las tiendas. 

Estas bombillas difieren tanto en la tonalidad de la luz que ofrece, en la potencia de la misma, en las formas posibles que se pueden conseguir; y comparten la misma ventaja que es ahorrar significativamente el consumo de energía eléctrica, por lo que las factura de luz llegan con hasta un cincuenta por ciento menos de valor que cuando se utilizaban las convencionales. 

Ahorro energético

Lo bueno de estas lámparas es que no necesitan de ningún tipo de instalación eléctrica diferente a la que existe en la mayoría de los hogares, negocios o lugares que necesitan de iluminación; y además instalarla es tan fácil como hacerlo con un foco común, ya que poseen el mismo casco y rosca.

La iluminación según el ambiente y la necesidad de los usuarios

La iluminación es un aspecto bastante importante que debemos tener en cuenta cuando buscamos que el lugar sea funcional, ya que dependiendo de la actividad que allí se realice o de la función que cumpla esa sala en el lugar, también determinaremos el tipo de luz que vamos a necesitar o que mejor queda estética y decorativamente. 

Por lo general utilizamos las lámparas fluorescentes en la cocina, ya que su poder de iluminación es bastante bueno, y en este tipo de lugares necesitamos de una buena luz para realizar correctamente nuestras tareas. 

Tipos de iluminación

Este tipo de lámparas nos ofrece una luz blanca, muy brillante y que además, no gasta tanta energía como el foco tradicional. Lo mismo podemos pensar para un comedor o un baño, en donde también debemos contar con buena iluminación.

En cambio, cuando el ambiente se trata de un lugar de lectura o descanso, siempre debemos priorizar la comodidad que nos ofrecen tanto los muebles que colocaremos, como el tipo de iluminación que decidamos instalar. 
Si son salas de lectura, debemos elegir una luz que no canse nuestra vista pero que a su vez tenga la potencia necesaria para darnos la luz que realmente necesitamos para ejercer la actividad.
En las salas de descanso como un living o patio de inviernos, podemos elegir entre las lámparas que ofrecen una luz mucho más cálida, para combinar con el ambiente y lograr que realmente se cumpla la función a la cual está destinado.


Opciones existen varias, y debemos tener en cuenta a todas para poder así elegir entre las más adecuadas, y que no sólo no nos generen un gasto enorme al comprarlas, sino que también nos permitan ahorrar en el día a día; de manera que nuestra inversión sea completamente exitosa y logremos una decoración favorable a las necesidades que tenemos.