lunes, 19 de octubre de 2015

Calderas de Biomasa, su instalación

Calderas de biomasa

La biomasa es un tipo de combustible renovable que se puede utilizar para calefacción, y consiste en la extracción de la energía solar acumulada durante el proceso natural de la fotosíntesis en las plantas.
Es una energía renovable, ya que es utilizada dentro de un proceso continuo. 
La combustión de los componentes de la biomasa aprovecha el carbono que hay en la atmósfera y no el que se extrae del subsuelo, por lo tanto no contribuye al efecto invernadero.

Calefacción pro Biomasa

Este tipo de energía es aplicable a las calderas, y estos son los tipos:


  • Calderas de llamada invertida: La forma más común de utilizar la biomasa es mediante la combustión de leña para hogares no excesivamente grandes, y apartados de la trama urbana.
  • Calderas de astillas: En las actividades forestales se produce biomasa que se aprovecha para este tipo de caldera, también se puede extraer de madera sin tratar, con lo que se parte a trozos que no superan unos poco centímetros y a través de un procedimiento mecánico se cargan. Se utilizan para grandes casa y superficies.
  • Calderas de pellets: Se utiliza la madera seca sin sustancias añadidas prensada en forma de tubo. Se utiliza una forma cilíndrica, de manera que deja pasar más fácilmente el combustible. 
Es uno de los combustibles vegetales más utilizados, porque tiene una gran capacidad energética.

Instalación de una caldera estandar

La instalación de una caldera es sencilla, pero hay que tener en cuenta que prácticamente siempre se debe montar en el momento que la obra este en construcción. 
El mantenimiento de las calderas es habitual y económico.
Habitualmente la instalación se hace en el subsuelo del sitio donde se ha instalado, ya que el calor se eleva y atraviesa una alambrera que regula el aumento de temperatura en las zonas de la casa donde sea necesario.

Calderas de gas y Biomasa

Cuando se realiza la instalación hay que tener en cuenta diferentes aspectos para que no se produzca una pérdida de calor tales como un recubierto aislante adecuado y que los tubos tengan el diámetro apropiado y ángulo correcto. 

Pero hay métodos que son capaces de corregir los defectos de instalación por ejemplo la instalación de ventiladores que ayuden al aire caliente salir con más facilidad, o también se pueden utilizar filtros con tal de que haya un aire de mayor calidad.

Gracias a las calderas el calor puede ser repartido idénticamente por todo el lugar donde se ha instalado. Además con un simple regulador, puede cambiar la temperatura de la habitación como se desee. 
Y con la instalación de la caldera siempre habrá agua caliente en los cuartos de baño, cocina, etc.
Uno de los combustibles más utilizados son las calderas es el gas y gasoil, ya que son una fuente de energía poco contaminante, eficiente y con un coste asequible, pero la Biomasa parece superar su rendimiento y su coste para el medio ambiente (en cuanto a contaminación), es nula.